El Territorio Telcel no es territorio para los pobres

Marcharán contra libertad de homicida de estudiante de la UABJO

General

Nacional

General

Ciudad

Ciudad

Edición Impresa
Deportes

Investiga Vergara a esposa por fraude de 4 mil mdp

Representativo de Jalisco logra dos medallas de oro en lucha femenil

Edición impresa
Editorial

La naturaleza y la política. ¿Quién puede más?

En teoría, los políticos deberían colaborar para que, cuando la naturaleza libere su energía, no sea tan terriblemente devastadora con los pueblos que aquellos gobiernan.

¿Pero qué pasa si la “política” se entiende como un asunto de poder, presupuestos y corrupción? Nepal ya lo vivió. Igual que muchos países, México incluido.

A principios del fatídico abril, científicos encabezados por Laurent Bollinger expusieron en un Congreso Geológico que las placas que atravesaban ese país estaban en medio de un movimiento cíclico, lo que presagiaba un terremoto de grandes proporciones… como sucede cada 80 años aproximadamente… no obstante, los habitantes de Nepal no tuvieron cómo preparase siquiera 20 segundos antes puesto que no cuentan con un sistema de alarma sísmica por falta de presupuesto. ¿Les suena como un pretexto conocido?
La naturaleza manda incluso en época electoral.

Guerrero, Oaxaca y Chiapas están siendo afectados por el fenómeno de mar de fondo que, por cierto, no es privativo de las costas del Pacífico de nuestro país. Las marejadas están invadiendo las costas desde Chile hasta México. Ojalá que a ningún partido político se le ocurra lucrar con ello. Claro, a lo imposible nadie está obligado.
El caso es que, oficialmente, la temporada de lluvias inicia el 15 de mayo (faltan 11 días) pero el niño está impaciente y nos está mostrando mal talante.

Este 2015, con el fenómeno del Niño, se esperan 19 ciclones sólo para el Pacífico. De éstos, cinco pueden ser hasta de categoría 5.
¿Están preparadas las autoridades de Protección Civil de Oaxaca? Mucho me temo que no.

Si no logran ni siquiera operar para conseguir un presupuesto que pague el mantenimiento para la alarma sísmica, muchísimo menos lograrán coordinarse entre los egos de autoridades locales, regionales, estatales y municipales… Y eso que no hablamos de presupuesto.

Aunque, seguramente, desde ya muchos funcionarios están considerando recursos extraordinarios… Qué tristeza tan infinita.
Calbuco (Chile) el 22 de abril, Nepal el 25 de abril, temblores menores que sí y sí han sacudido los ánimos de los mexicanos, y las marejadas (mar de fondo) que desde el sábado afectan desde las costas de Chile hasta México.

La naturaleza juega sola… los políticos ni siquiera intentan políticas de contingencia… ¿para qué? Si resulta un mejor negocio la destrucción y la consecuente victimización.

To top ↑