Oaxaca de Juárez, Oax. | |

A la alza feminicidios en Oaxaca

..

Más de CiudadImpreso

A la alza feminicidios en Oaxaca (Especial)

.Share on FacebookTweet about this on Twitter

El “efecto cucaracha” afecta al estado oaxaqueño, sobre todo a las regiones de Valles Centrales, Mixteca, Istmo de Tehuantepec y Costa

Jazmin Morales

A consecuencia del “efecto cucaracha”, a partir de 2008 se  registró un incremento de mujeres asesinadas y víctimas de feminicidios que días antes habrían sido reportadas como desaparecidas; previo a ese año, el mayor número de mujeres desaparecidas habrían sido localizadas.

Esta situación se desprende del contexto nacional que se enfrentó a nivel país a consecuencia del “efecto cucaracha”; en los últimos años en Guerrero y Veracruz, es decir, estados donde había un alto índice de crimen organizado y que al intentar ser desmantelado, las consecuencias rebotaron en otros estados, entre ellos, Oaxaca, indicó la encargada del área de Sistematización de Información de Consorcio para el Diálogo y la Equidad de Oaxaca, Nayeli Tello.

En los últimos años, señaló que las mujeres que desaparecen se encuentran entre los 11 y 22 años de edad, sobre todo en las regiones de los Valles Centrales, la Mixteca, el Istmo de Tehuantepec y la Costa, donde también prevalece un alto índice de impunidad ante la incapacidad de las autoridades para actuar inmediatamente.

El crimen organizado, tráfico de órganos y el tema de trata de blancas, son algunos fenómenos que también propician la desaparición de las féminas y que además generan zozobra para las familias afectadas, ante la desinformación sobre lo que pudieran estar pasando las desaparecidas.

 “Detrás de las desapariciones de mujeres oaxaqueñas se encuentran ocultos posibles feminicidios que, ante la falta de actuar de las autoridades, permanecen en la impunidad, mientras que las familias guardan la esperanza de que sus familiares regresen a sus hogares”, apuntó Nayeli Tello.

De acuerdo con sus propias cifras, dio a conocer que en el 2015 tienen el registro de 30 mujeres desaparecidas, sin embargo, en lo que va de este 2016 la cifra se superó, ya que el registro es de alrededor 41 mujeres de las que se desconoce su paradero.

Virginia y Daniela

Algunos de los casos de desaparición que fueron dados a conocer de manera pública y que han generado mayor impacto entre la ciudadanía oaxaqueña, es el caso de las hermanas de la región Triqui Virginia y Daniela Ortiz Ramírez, ocurrido en el 5 de julio de 2007.

La desaparición de las jóvenes, de 20 y 16 años respectivamente, es considerada por organizaciones como un caso de desaparición política ante la problemática social que existen en la región triqui y diversos grupos sociales, luego de que durante ese día una camioneta interceptara el taxi donde viajaban para trasladarlas sobre la carretera que conduce a Juxtlahuaca.

De este caso, el 19 de diciembre fue ejecutada la orden de aprehensión en contra de Miguel Ángel Velasco; el 10 de enero de 2012, en contra de Francisco Herrera Merino y, el 4 de abril del mismo año, se inició la averiguación previa por el delito de secuestro de Virginia y Daniela en contra de los antes detenidos, así como de Timoteo Alejandro Martínez y José Ramírez Flores; sin embargo, esto no ha sido suficiente, pues a nueve años de los hechos, continúan desaparecidas.

Paula Moreno

Paula Moreno Gómez, abogada de 43 años de edad, fue secuestrada el viernes 4 de febrero de 2011, durante el trayecto que todos los días realizaba en la capital oaxaqueña para acudir a su centro de trabajo. Este caso es una evidencia más de la incapacidad de las autoridades por atender un asunto de desaparición forzada en Oaxaca.

Las denuncias que realizaron sus familiares para lograr la atención por parte de las autoridades del gobierno estatal, ante las llamadas que le exigían recursos económicos a cambio de la vida de Paula, no fueron suficientes para que funcionarios actuaran de manera rotunda en el esclarecimiento del hecho.

En este caso, la sociedad en conjunto participó en movilizaciones para exigir la aparición de Paula, así como en una campaña a través de redes sociales “Encontremos a Paula Moreno”, que denostó la incapacidad de los representantes del pueblo.

Cinco años han pasado y el actuar e interés de las autoridades por resolver el caso continúa decreciendo, mientras que sus familiares siguen sin lograr el consuelo ante la ausencia de Paula.


En la impunidad casos

de feminicidios

Parte II de II

Jazmin Morales

De acuerdo con organizaciones defensoras de los derechos humanos de las mujeres, a partir del 1 de diciembre de 2010 y hasta la fecha, se registraron más de 503 casos de feminicidios. Es decir que la ola de violencia hacia las mujeres ha incrementado en lo que va de la administración del gobernador del estado, Gabino Cué Monteagudo, sin que los responsables paguen por el daño.

En esta segunda parte del tema, damos a conocer algunos de los casos que más impacto  generaron en la ciudadanía del 2012 al 2010.

2012

El  6 de octubre, la contadora Alma Delia Soledad Baltazar Cruz falleció en el hospital del Seguro Social luego de que su esposo Marciano Venegas Robles, la golpeara brutalmente en su domicilio ubicado en Joaquín Capilla, en el norte de la capital oaxaqueña. Los celos de su pareja hicieron que tomara un tubo metálico y golpeara a su esposa en la cabeza y ambas manos. Las fracturas de los golpes provocaron su muerte, por lo que tras la captura del esposo, el juez inició las investigaciones correspondientes del caso.

El 19 de octubre, la ama de casa Viridiana Monserrat García Robles fue asesinada por su ex pareja Edgar Martínez Carmona, luego de que la fuerza de los golpes le dividiera la cabeza en su domicilio ubicado en andador Librado Rivera, en la Unidad Habitacional “Ricardo Flores Magón”. Tras estos hechos, el responsable de la agresión intentó lavarse las manos, por lo que varios objetos lograron las evidencias de sus huellas, sin embargo, Martínez Carmona se dio a la fuga por la parte trasera del fraccionamiento.

Después de ser reportada como desaparecida, el 8 de diciembre fue encontrada Anabel García García sin vida, era estudiante del CECIS de Guadalupe Chindúa, en Nochixtlán.  Días después de que se iniciaran investigaciones por el reporte, fue encontrada muerta con huellas de violación y quemaduras en el rostro.

2011

El 21 de enero, Azucena, con tan solo 10 años de edad y estudiante de cuarto grado de primaria, fue víctima de feminicidio al ser violada, estrangulada y encontrada colgada en el tendedero de su vivienda en la Villa de Zaachila.

El pasado 10 de mayo de 2011, Deisy Martínez adolescente reportada como desaparecida desde el 8 de mayo, fue encontrada sin vida después de haber sido víctima de violación y asesinada por estrangulamiento. Después de cinco años, la madre de Deisy, Natalia Martínez, continúa exigiendo justicia y castigo a los responsables que tres años después fueron detenidos pero que hasta el momento no se les ha aplicado sentencia.

El 20 de noviembre, Leslie Wilson Pérez fue arrojada del sexto piso de un departamento ubicado en el Fraccionamiento El Rosario, en San Sebastián Tutla, provocando serias lesiones  internas además de fracturas en brazos, pecho, columna dorsal, lumbar y pelvis, que horas más tarde, pero ya del 21 de noviembre, hicieron que las lesiones comenzaran a desangrarse hasta lograr su muerte. Hasta el momento el feminicida Abdalá Ruíz Sánchez, hijo de la ex senadora por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Cirila Sánchez Mendoza, se encuentra prófugo de la justicia mientras que, los testigos y participantes en el asesinato, Berenice Ogilve y Yair Carbajal Michi, se encuentran reclusos en los penales de Tanivet e Ixcotel.

El 11 de diciembre, otra menor de edad fue víctima de femenicidio al ser abusada sexualmente y golpeada hasta morir en la Villa de Zaachila, sin embargo, el violador Abel Bichao Aguilar fue capturado el pasado 9 de agosto de 2012 y trasladado a la penitenciaría Central  para enfrentar los cargos.

2010

El 16 de agosto de 2010, Mariana Montesinos López de 50 años de edad fue golpeada y asesinada de tres balazos en el interior de su domicilio ubicado en Putla de Guerrero. Los responsables del hecho fueron dos sujetos que portaban pasamontañas y que tras cometer el crimen se dieron a la fuga. Hasta el momento se desconoce más sobre el tema que quedó en la impunidad.

El 19 de diciembre de 2010, Margarita López de 22 años de edad fue asesinada a golpes y tres balazos por un pedazo de tierra en la Sierra Sur. El culpable fue detenido tras las constantes amenazas que también había hecho en contra de la fallecida que dejó tres hijos huérfanos de padre y madre.

Feminicidio

De acuerdo al artículo 411 del capítulo III del apartado de feminicidio tipo penal, este consiste en privar de la vida a una mujer por razones de su género, la víctima debe presentar signos de violencia, en su mayoría heridas, escoriaciones, contusiones, fracturas, dislocaciones, quemaduras, mutilaciones con implicaciones sexuales. Existan indicadores o inicios de amenaza; el cadáver o restos hayan sido enterrados u ocultados; el cadáver o restos hayan sido expuestos en un lugar público; la víctima haya sido incomunicada o privada de la libertad, y por desprecio u odio a la víctima motivada por discriminación o misoginia, es decir, conductas de odio contra la mujer.

.Share on FacebookTweet about this on Twitter

EN LAS REDES