Oaxaca de Juárez, Oax. | |

Miles de despidos y pérdidas en Pemex ahondan la crisis del petróleo en México.

..

Más de General

pemex
Miles de despidos y pérdidas en Pemex ahondan la crisis del petróleo en México. (Especial)

.Share on FacebookTweet about this on Twitter

El sureste de México ha comenzado a sufrir los estragos de la crisis del petróleo en carne propia. El desempleo se ha convertido en la sombra de los estados de Tabasco y Campeche –las regiones petroleras del país por más de 70 años– y los gobiernos locales han comenzado a lanzar un llamado de ayuda para asistir a la economías que solían sostener a todo el sistema financiero de México a través de los recursos petroleros. Esta semana el Gobierno de Tabasco ha señalado que en los últimos dos años 12.000 trabajadores de Petróleos Mexicanos (Pemex) han sido despedidos, lo que ha provocado la pérdida de 30.000 trabajos en la industria petrolera de ese estado. La petrolera ha descartado que este sea el número de trabajadores que han dejado la firma y ha señalado que el descenso en el número de plazas de trabajo corresponden, en su mayoría, a jubilaciones.

El dato lo ha aportado Jaime Córdova Castillo, subsecretario de Fomento a las Empresas de Tabasco, tras una reunión com empresarios del sector energético. La región vive la paradoja de emprender la liberación del sector petrolero, tras la aprobación de la reforma energética de 2013, en un entorno complicado por la caída de los precios del crudo a nivel mundial. “Los impactos de la reforma energética nadie puede predecirlos todavía porque desafortunadamente al implementarse las primera acciones de las rondas desgraciadamente caímos en un problema globalizado que fue el bajo precio del petróleo y eso ha inhibido la participación y el inicio de nuevos proyectos”, ha dicho Córdova Castillo a la prensa local.

A esto se suma la compleja situación financiera que atraviesa Pemex, que en la práctica es la única empresa que actualmente se encuentra alimentando la producción petrolera de México. Pemex cuenta con una plantilla de 125.000 empleados y los presupuestos de 2017 prevén que en los próximos meses al menos 9.000 trabajadores sean despedidos de la petrolera estatal. La firma mexicana busca en los resquicios la forma de disminuir su millonaria deuda, una medida que ya está en marcha con el pago a proveedores — que ha dejado las pérdidas en lo que va del año en 13.500 millones de dólares– pero que será reforzada con el recorte de personal y las jubilaciones anticipadas.

Tabasco y Campeche dejaron de lado su naturaleza rural y se volcaron en la creciente industria petrolera en las últimas décadas. En ambos estados se crearon ciudades solo para abastecer las necesidades de las instalaciones de la petrolera. Con la reforma energética, estos centros esperaban la llegada de las firmas privadas y una transición en el mercado laboral, que aún no llega. En enero de 2014, un mes después de la aprobación de la reforma, Tabasco y Campeche tenían tasas de desempleo del 5,8% y 2,5%, al cierre de septiembre de este año han llegado al 8% y 4,3%, respectivamente. Tabasco se ha convertido en el Estado con los mayores niveles de desempleo del país.

El Gobierno mexicano propuso en mayo un plan para impulsar la economía de ambos estados. El proyecto se concentraba en el pago a proveedores de Pemex, impulsar la industria en la región, entregar facilidades a los empresarios para el pago de impuestos y seguridad social de sus trabajadores, y girar la vista de la economía local, otra vez, hacia la agricultura y la pesca.

.Share on FacebookTweet about this on Twitter

EN LAS REDES