Oaxaca de Juárez, Oax. | |

MUJER Y PODER: Mil cien millones para la Jucopo

..

Más de CiudadNadia Sanabia

MUJER Y PODER: Mil cien millones para la Jucopo (Especial)

.Share on FacebookTweet about this on Twitter

NADIA SANABIA

En una entidad con más de un cuarto de su población viviendo en pobreza extrema, los abundantísimos recursos que se dilapidan en el Congreso del Estado con total opacidad no pueden sino llenarnos de rabia.

Fueron mil 576 millones 990 mil 255 pesos con 71 centavos lo que la presente Legislatura local ejerció durante tres años, de éstos, un 70 por ciento (es decir, la friolera de mil 103 millones) habrían sido utilizados exclusivamente en las figuras de dieta, apoyo y gestión legislativa de acuerdo con las declaraciones del tesorero del Congreso local al periodista Jaime Velásquez a finales del 2014.

Desde entonces se supo el nivel de saqueo… y las cúpulas del poder local involucradas han pactado para que todo siga igual, evidentemente.

Esos mil 103 millones se gastaron en total opacidad, pero los oaxaqueños son tan imbéciles y las autoridades tan corruptas que no tendrán reparo en dejar los hechos pasar… esa es la apuesta.

Quien partió y repartió el recurso fue la Junta de Coordinación Política (Jucopo) integrada por Alejandro Avilés Álvarez (PRI), Natividad Díaz Jiménez (PAN) y por el PRD tres coordinadores en diferentes momentos, Anselmo Ortiz (QEPD), Félix Antonio Serrano Toledo y Jesús López Rodríguez.

La Jucopo, según lo determina el organigrama, ordenó al tesorero, Mauro Alberto Sánchez Hernández, qué hacer con los multimillonarios recursos que le llegaron durante tres años de la Secretaría de Finanzas.

Y quien diga que no es así está mintiendo. El tesorero nunca se mandó solo porque es empleado de la Jucopo y está sujeto a las responsabilidades administrativas que determina la normatividad interna del Congreso local.

Hoy, ridículamente la Jucopo se quiere lavar las manos… no puede. Así sea que nunca nadie sea culpado de delito por mal manejo de recursos, la Jucopo es la responsable de cada gasto que el tesorero hizo.

Todo se reduce a su gatopardismo.

¿Podrán construir la cortina de humo con suficiente opio para que nadie les pida cuentas de los más de mil cien millones de pesos que se gastaron sólo en apoyo y gestión legislativa?… Y eso es poco.

Hoy se sabe que hay proveedores sin pago (es decir, se han gastado el recurso de otras partidas), además de que los diputados cobran diezmo a los administradores municipales que apuntalaron.

¿Son delincuentes los diputados locales? Si no lo son, por lo menos hay suficiente evidencia de que son cínicos e inmorales y de que la situación en la que viven millones de oaxaqueños no les conmueve en lo más mínimo, aunque se supone que lograr un marco legal para asegurar el desarrollo y la justicia para esos oaxaqueños debe ser su motivación cotidiana.

Bebés, niñas, niños, hombres, mujeres, adultos mayores son maldita y cotidianamente heridos por la miseria. Miseria que los construye temerosos, inconformes, rebeldes y desconfiados. Y tienen razón, absolutamente.

Este 2016 el Hospital de la Niñez Oaxaqueña alcanzó un presupuesto de 18 millones de pesos. Esto es, un gasto para nómina, insumos y operación general de alrededor de un millón y medio de pesos mensuales… Con el presupuesto de un año del Poder Legislativo Local, el Hospital de la Niñez podría sobrevivir 19 años…

Les falta inteligencia y les sobra soberbia a nuestros funcionarios.

¿Por qué les tendría que importar la gente? ¿por qué les tendrían que importar los oaxaqueños más vulnerables, esos que nunca se han parado en una casilla para ir a votar?¿por qué les tendrían que importar los cientos de niños que mueren anualmente por falta de dinero para médicos y medicinas? Si ni son sus hijos.

¿Por qué les tendría que importar la pobreza infinita que le traspasa los huesos y carcome el alma a los oaxaqueños hasta quitarles cualquier esperanza y volverlos furia?

Porque es el sistema los mantiene bien vestidos, bien comidos, bien vividos… bien soberbios. Porque el sistema también premia a las buenas administraciones, premia a la mejor administración, más recursos… pero la estupidez embota.

¿Saben? incluso los miserables tienen un límite. Incluso los miserables deben tener algo que valoren para mantenerse disciplinados al sistema… pero los excesos de todos los funcionarios públicos oaxaqueños harta… nos dejan con la sensación de “no tenemos nada que perder”…

¿Su operación política basta para mantener a los oaxaqueños igual de jodidos para siempre? ¿Eso los enorgullece? ¿Les encanta ver cómo la desigualdad mata la esperanza de cada oaxaqueño?

Esa es la “política” que se hace en Oaxaca.

Y mientras tanto, quienes tendrían que ser aliados naturales del pueblo (los maestros) se dejaron marear, comprar, vender por los expertos corruptores, aquellos que ostentan el poder.

El primer paso, siempre, es reconocer la enfermedad. Así que en ese paso estamos.

.Share on FacebookTweet about this on Twitter

EN LAS REDES