Oaxaca de Juárez, Oax. | |

Permanecen 364 conflictos agrarios; 32, de alto riesgo

..

Más de Regiones

conflictos-agrarios
Permanecen 364 conflictos agrarios; 32, de alto riesgo (Especial)

.Share on FacebookTweet about this on Twitter

LILIANA VELASCO

En Oaxaca la posibilidad de un enfrentamiento se mantiene por 364 conflictos agrarios. Mauricio Gijón Cernas, presidente de la Junta de Conciliación Agraria del Estado de Oaxaca, destacó, que hay constante comunicación con las comunidades para resolver los conflictos.

Esta cifra varía y la clasificación de alto, mediano y bajo riesgo también. Depende de los antecedentes, tiempo y voluntad de los involucrados, ya que los problemas por tierra se detonan en tiempos electorales o durante la cosecha, como en la Sierra Sur.

Indicó que 32 conflictos actualmente son de alto riesgo, 104 de mediano y 228 de bajo, en la Mixteca hay 10 latentes; Valles Centrales, ocho; Istmo de Tehuantepec, cinco; Sierra Sur, cuatro; Costa, dos; Cañada, uno; Cuenca del Papaloapan, uno; y Sierra Norte, uno.

Quienes tienen conflicto de alto riesgo en el Istmo son Juchitán de Zaragoza, por problemas internos por falta de representaciones y presencia de pequeños propietarios en terrenos ejidales; San Mateo del Mar con Santa María del Mar; San Francisco Ixhuatán con San Francisco del Mar y en los Chimalapas.

En la Costa son San José Ixtapam con San Juan Quiahíje y Santiago Ixtayutla con Santa Cruz Zenzontepec.

Gijón Cernas comentó que coadyuvar en la solución de los conflictos garantiza la gobernabilidad en el estado, pero muchos ya tienen agotada la vía legal como Santo Domingo Yosoñama y San Juan Mixtepec, o son añejos y de complicada resolución, como  Santa María Chimalapa y San Miguel Chimalapa con Chiapas; y San Francisco Ixhuatán  con  San Francisco del Mar, que disputan aproximadamente 22 mil hectáreas.

“La principal dificultad para resolver un conflicto no es el dinero, sino la falta de voluntad de los involucrados, el orgullo y el rencor son fuertes sentimientos a vencer”, agregó.

Igualmente, dijo, las compensaciones económicas o la ejecución de obras son importantes para resolver un conflicto agrario.

De acuerdo con el Tribunal Unitario Agrario había 42 sentencias con imposibilidad de ejecución que se han reducido en 50% a través del diálogo y la conciliación.

Entre los asuntos resueltos por la presente administración estatal se encuentran los de  Yosonotú con Mier y Terán; Capulálpam de Méndez con San Miguel Yotao, Santiago Mitlatongo con Santa Cruz Mitlatongo. A punto de resolverse están los conflictos entre Concepción Pápalo y Santos Reyes Pápalo y Cuatro Venados con Cuilápam de Guerrero.

Cuatro Venados y Cuilápam de Guerrero son ejemplos de que los problemas pese a la complejidad y antigüedad se pueden resolver a través de la voluntad. “Desde hace dos años aproximadamente empezaron a apostarle al diálogo y finalmente a finales del 2015 lograron lo que nunca había sucedido, un convenio, en coordinación con el gobierno federal, que será sentenciado en estos días por el Tribunal Unitario Agrario”, manifestó.

El presidente de la Junta de Conciliación Agraria del Estado de Oaxaca informó que mensualmente hay mesas agrarias con la Secretaría de Gobierno para dar seguimiento a este tema.

Comentó que en algunos casos se requiere inversión o resolución de los tribunales agrarios. “Es un asunto de procuración de justicia en el medio agrario”.

De acuerdo con el artículo 91 de la Constitución de Oaxaca, la Junta de Conciliación Agraria tiene funciones exclusivamente conciliatorias y respetará estrictamente las disposiciones federales sobre la materia.

Su propósito es promover que las resoluciones que dicten las autoridades agrarias se apoyen y funden en los acuerdos conciliatorios entre las comunidades para que estos tengan el valor jurídico de cosa juzgada.

.Share on FacebookTweet about this on Twitter

EN LAS REDES