Oaxaca de Juárez, Oax. | |

Piden etiquetar IEPS contra obesidad

..

Más de Nacional

Piden etiquetar IEPS contra obesidad (Especial)

.Share on FacebookTweet about this on Twitter

Una vez más, el Ejecutivo solicitó a los senadores y diputados contemplar en el presupuesto una partida de recursos para destinar a los programas antiobesidad, para el tratamiento de la hipertensión y para bebederos en las escuelas del país.

En la Iniciativa de Ley de Ingresos de la Federación (ILIF) de 2017, se pide usar parte de la recaudación del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) para estos fines.

Desde 2014, las bebidas azucaradas tienen un gravamen de un peso por cada litro que se consuma como efecto de la reforma fiscal, y desde entonces se pretende canalizar dichos recursos para combatir el sobrepeso.

Sin embargo, desde que surgió el nuevo impuesto a los refrescos no se ha logrado que el Congreso de la Unión etiquete los recursos para dicho propósito.

La cuota aplicable es de un peso por litro para concentrados, polvos, jarabes, esencias o extractos de sabores, que al diluirse permitan obtener bebidas saborizadas; y jarabes o concentrados para prepararlos que se expendan mediante envases abiertos utilizando aparatos automáticos, eléctricos o mecánicos.

En el artículo sexto transitorio de la ILIF para el próximo año se estable que:

“El Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal 2017 aprobado deberá prever una asignación equivalente a la recaudación estimada para la Federación por concepto del impuesto especial sobre producción y servicios aplicable a las bebidas saborizadas”.

Se considera que una vez descontadas las participaciones que correspondan a las entidades federativas, los ingresos por IEPS a refrescos, habrá de destinarse a programas de promoción, prevención, detección, tratamiento, control y combate a la desnutrición, sobrepeso, obesidad y enfermedades crónicodegenerativas.

También para apoyar el incremento en la cobertura de los servicios de agua potable en localidades rurales, y proveer bebederos con suministro continúo de agua potable en inmuebles escolares públicos con mayor rezago educativo, de conformidad con los artículos 7 y 11 de la Ley General de la Infraestructura Física Educativa.

Expectativas favorables. En la ILIF se estima que por el IEPS a bebidas saborizadas se obtendrá una recaudación de 24 mil 556 millones de pesos, es decir, un aumento de 16.5% respecto a la Ley de Ingresos de la Federación aprobada para este año, con 21 mil 62 millones de pesos.

No obstante, los ingresos por ese concepto han superado a lo estimado en el calendario de ingresos en lo que va del año, porque el consumo de ese tipo de bebidas sigue aumentando.

Para el impuesto especial para alimentos no básicos con alta densidad calórica se prevén captar 17 mil 858 millones de pesos, 3% más en comparación con 2016.

En 2013, cuando se negociaba la reforma fiscal en el Congreso, senadores pugnaron porque los recursos del nuevo gravamen se utilizaran para combatir la obesidad, sobre todo infantil y para bebederos en las escuelas primarias más pobres.

Mario Delgado, entre otros senadores, fue de los impulsores de esa iniciativa y actualmente no ha cambiado de opinión. Dice que va a seguir insistiendo para que se haga realidad.

Lo malo, es que en la Cámara de Diputados, una vez aprobada la Ley de Ingresos, se olvidan de esta propuesta y nadie la defiende para que en el presupuesto gubernamental se apruebe una partida específica.

Desde que se creó el impuesto a bebidas azucaradas los resultados para la recaudación han sido exitosos, al menos para las arcas hacendarias, de acuerdo con datos de los informes de finanzas públicas.

En 2014, en su primera aparición, el gobierno calculó generar 12 mil 455 millones de pesos por el IEPS a bebidas saborizadas. Al final, la captación fue de 18 mil 255 millones.

Significa que en su debut el producto dejó un excedente de ingresos de casi 5 mil 800 millones de pesos.

En el segundo año la previsión era generar 18 mil 271 millones de pesos, aunque al final logró dejar 21 mil 394 millones, lo que representó un adicional de 3 mil 123 millones.

Al primer semestre de este año, los recursos extraordinarios obtenidos por el gravamen alcanzaron mil 377 millones de pesos.

Entre 2014 y el primer semestre de este año, los excedentes de las bebidas azucaradas son de poco más de 9 mil millones de pesos.

.Share on FacebookTweet about this on Twitter

EN LAS REDES