Oaxaca de Juárez, Oax. | |

Pobladores de Miahuatlán exigen respeto a sus recursos naturales

..

Más de Impreso

miahuatlan
Pobladores de Miahuatlán exigen respeto a sus recursos naturales (Especial)

.Share on FacebookTweet about this on Twitter

LILIANA VELASCO

Comuneros de San Miguel Suchixtepec, Miahuatlán de Porfirio Díaz, exigieron a las procuradurías General de Gobierno y Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA),  la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), al Tribunal Superior Agrario y a la Fiscalía General del Estado de Oaxaca que pongan un alto a la tala ilegal que desde hace más de 20 años  viven en  las 153 hectáreas que les fueron destinadas a partir de los años 70 para la conservación de recursos naturales.

Piden que policías del estado y federales resguarden la zona para evitar más tala inmoderada de esta reserva y de los bosques que están alrededor, porque hay madereros que hasta falsifican o compran notas de remisión en complicidad con autoridades para transportar y vender la madera en los aserraderos que están en Miahuatlán de Porfirio Díaz y en la Ciudad de Oaxaca.

De acuerdo a Benedicto Salinas Hernández, representante agrario de esta comunidad, los “pseudo empresarios” Carlos Gustavo Ramírez Horta de San Mateo Río Hondo y Joel Reyes Ramírez, miembro de la misma población, se han dedicado a la explotación de la madera y  en muchas ocasiones con permisos falsos.

Señaló que el pasado 26 de agosto la comunidad se enteró de que nuevamente había personas que se introdujeron a territorio prohibido para explotar madera, se avisó a la Fiscalía de Miahuatlán pero hizo caso omiso a las autoridades comunitarias y no quisieron intervenir directamente, por esta razón,  el sábado 27 del mismo mes determinaron en asamblea que ellos mismos en grupos supervisarían la zona al día siguiente, sorprendiendo así a las once de la mañana a 30 personas que por estar almorzando no originaron enfrentamiento.

Había moto sierras, camionetas y una grúa, indicó, no derribaron pinos pero sí aproximadamente 30 árboles para abrir camino al saqueo.

Se retuvieron moto sierras, machetes y cerca de 4 armas de fuego, informó,  no dudando que hubiera más, pero por el difícil acceso al lugar sólo pudieron localizar esos fusiles.

Salinas Hernández indicó que las autoridades comunitarias avisan a las dependencias correspondientes para localizar a las personas involucradas porque por temor, la comunidad no  detuvo a nadie.

El problema es que si otra vez tratan de talar estos bosques  la comunidad puede actuar enojada y resultar enfrentamientos, expresó; “Ya que es un negocio muy redituable,  haciendo un avalúo con ingenieros forestales se determinó que con sólo explotar parte del bosque en unas semanas se tendría una ganancia de 30 millones de pesos como utilidades netas, libres de sueldos  y maquinarias”.

Al parecer, manifestó, las mismas autoridades municipales están coludidas porque no quisieron proceder en su momento, les dieron la oportunidad de retirarse y sólo advertir que si volvían a entrar la comunidad tomarían cartas en el asunto.

Hay tres habitantes, como Camerino Reyes y  Marco Hernández, a quienes la comunidad les está exigiendo su presencia ante las autoridades comunitarias para realizarles un  juicio comunitario.  “Son alrededor de 15 los habitantes que han trabajado directamente con dichos explotadores, sabemos que no hay empleos pero eso no justifica que se actúe ilegalmente”, agregó.

El primer enfrentamiento entre tala montes y pobladores se dio en 1994 y en el 2015 hubo  tres intervenciones que causaron un bloque de cerca de 18 días en la carretera federal, que conduce de Oaxaca a Puerto Ángel, en el kilómetro 175, para lograr la atención de las autoridades federales y estatales y una medida cautelar a favor de la comunidad.

La denuncia que se interpuso el año pasado en la procuraduría General de la República por daños al medio ambiente sigue en proceso de investigación, informó, pero se retuvo una máquina que estaba abriendo una brecha de kilómetro y medio que significó el derrumbe de 140 árboles.

También fueron denunciados nueve ciudadanos de la comunidad quienes, al ser liberadas sus órdenes de aprehensión, interpusieron un amparo ante el Tribunal Federal para que no se ejercitara la acción penal en su contra, ya que estaban cumpliendo como autoridades comunitarias.

El representante agrario aseguró que hasta han tratado de quitar la posesión original de estas tierras  a la comunidad, quien tiene el título desde 1583, a grado tal que existe un juicio agrario en el Tribunal Unitario 21 de Oaxaca de Juárez, quien decretó una medida cautelar a favor de la población que indica que ninguna persona puede explotar y vender recursos naturales.

De esta reserva natural, nace la Cuenca Hidrológica Copalita-Zimatán-Huatulco, una de las más importantes del Estado y que distribuye agua a San Miguel Suchixtepec y San Pedro El Alto, entre otros municipios cercanos.

.Share on FacebookTweet about this on Twitter

EN LAS REDES