Oaxaca de Juárez, Oax. | |

Tratar desigual a los desiguales en el Paquete Económico

..

Más de GeneralRosy Ramales

Tratar desigual a los desiguales en el Paquete Económico (Especial)

.Share on FacebookTweet about this on Twitter

 Rosy RAMALES

En el análisis de los grupos parlamentarios del Congreso de la Unión sobre el Paquete Económico 2017, sería interesante conocer el tratamiento a dar a las entidades federativas afectadas por las movilizaciones de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE): Oaxaca, Chiapas, Guerrero y Michoacán.

Oaxaca sobre todo ha sido una entidad sumamente lastimada por el llamado conflicto “magisterial”, el cual extrañamente se empalmó con la elección de gobernador. Los “maestros” y organizaciones aliadas no reclamaron el resultado electoral.

Sin embargo, después de los comicios se hizo nudo el conflicto cuando justo a los ocho días de la jornada electoral vino el desalojo de las instalaciones del Instituto Estatal de Educación Pública de Oaxaca (IEEPO), y después, el 19 de junio, el intento por liberar la carretera a la altura del municipio de Asunción Nochixtlán, que terminó en enfrentamiento y muertos.

Igual y la inacción de los gobiernos Federal y Estatal antes de 7 de junio obedeció a prevenir un escenario violento el día de la jornada electoral, después de la cual, por cierto, se desencadenaron los bloqueos carreteros, no con motivo de los comicios, sino para exigir la libertad de los líderes magisteriales detenidos ocho días después de la elección y para demandar la abrogación de la Reforma Educativa.

Dice la sabia filosofía popular “piensa mal y acertarás”. Claro, tampoco es una regla y cabe toda equivocación. Sin embargo, no está por demás preguntar: ¿El nudo del conflicto sería utilizado políticamente para negociar temas sobre la transición y entrega-recepción del Ejecutivo en Oaxaca? A propósito de comicios, magisterio y organizaciones afines manifestaron públicamente su preferencia electoral a favor de Morena, y seguramente la materializaron porque este partido político pegó el salto al tercer lugar en los resultados de la elección de gobernador; contribuyó grandemente a la pulverización del voto de la izquierda.

En fin, el caso es que Oaxaca es la entidad más afectada, sobre todo porque el turismo huyó a otros destinos sin bloqueos carreteros y, en consecuencia, sin el riesgo de quedar atrapados en alguno de ellos. La tragedia afectó a todo el estado, no solamente a la capital oaxaqueña.

En ese contexto, cabe preguntar: ¿Qué tratamiento se da en el Paquete Económico 2017 a las entidades afectadas por el conflicto magisterial? Claro, el conflicto incluye la responsabilidad de los gobiernos Federal y Estatal. Así que por lo menos amerita otorgar beneficios extraordinarios a manera de reparación del daño por parte de la Federación.

Y si nada dice el Paquete Económico, entonces los legisladores del Congreso de la Unión deben procurar un tratamiento acorde a las necesidades sociales y económicas de las cuatro entidades afectadas, sobre todo Oaxaca. Por ejemplo, no se puede tratar presupuestalmente igual a estados del norte del país como Nuevo León, que a estados del sur-sureste, donde la pobreza es tierra fértil para todo brote de inconformidad y rebeldía.

Ya lo dice el apotegma: “Tratar igual a los iguales y desigual a los desiguales”. Y si bien Nuevo León recauda más por su alto nivel de desarrollo, pues entonces es necesario generar igual nivel en Oaxaca, Chiapas, Guerrero y Michoacán. Pero no puede pretenderse dar un trato igual cuando las circunstancias son desiguales. Y si esto no aplica en materia fiscal, financiera y presupuestal, pues está en las manos de los legisladores el que aplique.

De entrada es necesario prever, por parte de los legisladores, que el recorte de 1, 713.9 millones de pesos al sector turístico del país planteado en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación 2017, no afecte a las cuatro entidades señaladas, sobre todo a Oaxaca cuya vocación económica es eminentemente turística.

Oaxaca urge infraestructura y promoción turística. Claro, antes que todo necesita paz social, y ésta dependerá del gobierno local entrante y de su coordinación con el gobierno Federal.

Ciertamente, como lo declaró el Secretario de Turismo, Enrique de la Madrid Cordero, a El Economista, hay otros esquemas de inversión, citando como ejemplo Huatulco, “donde el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) funge como inversor asociado junto a un grupo de empresarios particulares que, se estima, podrían llegar a desarrollar al menos un total de 1,500 habitaciones de hotel, pronóstico que se espera cumplir antes de que concluya la presente administración federal.”

Y si no hay turismo, ¿quiénes ocuparán esos cuartos de hotel? Ahora bien, ¿quiénes son los inversionistas particulares? ¿Son mexicanos o extranjeros? En cualquier destino turístico cabe la viabilidad de promover su desarrollo con inversión particular y tener al gobierno como inversor asociado, lo importante es asegurar que la derrama económica se quede en los destinos turísticos; caso contrario se empiezan a generar cinturones de miseria como ya los hay en Huatulco, donde además existe una marcada competencia desleal del hospedaje en casas habitación, sin pagar impuestos.

No todo es el gran turismo.

En fin, que la reactivación de la economía de Oaxaca requiere de estímulos fiscales para los empresarios del sector turístico, apoyos para amortiguar las deudas generadas por más de cien días de ausencia de turismo y, por supuesto, vigilar la estricta aplicación de los recursos. El Paquete Económico 2017, ¿incluye todo esto? ¿O que los oaxaqueños se las arreglen como puedan? Total, las entidades pobres son muy redituables electoralmente.

LA INVERSIÓN EN OAXACA

Escuché a un político oaxaqueño decir, con gran entusiasmo, que Alejandro Ismael Murat Hinojosa promoverá la inversión tanto nacional como extranjera en Oaxaca tan pronto como asuma el cargo como Gobernador Constitucional. Bueno, quizá no tan de inmediato, pero la promoverá en el corto plazo.

Bien, como nunca Oaxaca necesita inversión para la generación de fuentes de empleo que detone el desarrollo económico, o por lo menos siente las bases. Sin duda, la inversión debe ser una de las vertebras.

Pero antes y también como nunca, la prioridad es la paz social, pues sin ésta, la inversión se va. ¿Y cómo generar paz social en Oaxaca luego de más de tres décadas de conflicto magisterial y más de dos sexenios de odios políticos?

Además, han proliferado las llamadas “organizaciones sociales” que, con sus honrosas excepciones, lucran con la pobreza de los pueblos oaxaqueños.

¿Cómo generar paz social en Oaxaca cuando a punto estamos de entrar al año antesala de la elección presidencial?

En fin, ojalá que por el bien de Oaxaca pueda encontrase la ruta para generar paz social y, en consecuencia, inversión y desarrollo económico.

 

***

Correo: [email protected]

 

 

.Share on FacebookTweet about this on Twitter

EN LAS REDES