Oaxaca de Juárez, Oax. | |

Trump, México y Oaxaca

..

Más de GeneralRosy Ramales

eunidos
Trump, México y Oaxaca (Especial)

.Share on FacebookTweet about this on Twitter

 Rosy RAMALES

Las elecciones presidenciales de Estados Unidos tienen con el Jesús en la boca a los gobiernos de varios países, y a los habitantes de éstos, principalmente a México, cuyo flujo migratorio asusta a los estadounidenses como Donald Trump, candidato republicano que basó su campaña en temas de impacto como la inmigración, por ejemplo.

En distintos momentos el magnate ha manifestado ampliamente y hasta con gozo su xenofobia, particularmente en relación a los mexicanos.

De acuerdo a información difundida por UnivisiónNOTICIAS,  “en su discurso de precandidatura para la presidencia, Trump descalificó a los inmigrantes mexicanos al decir ‘están trayendo drogas, están trayendo crimen, son violadores y algunos asumo que son buenas personas’. El magnate inmobiliario también alardeó sobre su habilidad de fortalecer la frontera con México: ‘nadie construye muros mejor que yo’”.

Trump ¡no quiere a los mexicanos! Incluso, en una entrevista tras su desafortunada visita a nuestro país, insistió en la construcción de un muro “alto, hermoso e impenetrable”, el cual sería pagado por México.

En fin, que el candidato republicano ha ofertado en campaña la deportación de 11 millones de inmigrantes indocumentados, mexicanos entre ellos por supuesto.

¡Imagínense!

Y solamente faltan horas para el 8 de noviembre, martes destinado a las elecciones presidenciales de Estados Unidos…bueno, para elegir a los electores del Colegio Electoral que en diciembre eligen al Presidente y al Vicepresidente. La elección no es directa, sino indirecta, pero mañana se define quien tiene más electores…aunque puede darse el caso que tampoco sea definitivo.

El Colegio Electoral se integra por 538 votos electorales, y para ganar la Presidencia de Estados Unidos se necesitan 270 como mínimo.

Desde el martes se puede saber quién ganó la elección presidencial estadounidense, si el republicano Donald Trump o la demócrata Hillary Clinton, si alguno de los dos alcanza más electores.

¿Y si no? Pues luego de agotarse los procedimientos respectivos, si ningún candidato obtiene la mayoría de votos electorales, la Cámara de Representantes elige al ganador.

Qué complejo y enredado es el proceso electoral en Estados Unidos, además bastante alejado de la democracia real.

En fin, ese es otro tema. El que ahora nos ocupa es el riesgo para México si gana Donald Trump, quien pide a México frenar la emigración, construir el muro, y la revisión del Tratado de Libre Comercio, que según el magnate ha beneficiado más a nuestro país.

Sin duda, con el republicano como presidente de Estados Unidos, a México le esperarían días, meses y años difíciles. La crisis económica y social se haría mayúscula. Y donde no construya el muro, Trump sería capaz hasta de declarar la guerra armada.

Con Trump, para qué queremos los mexicanos esperar el fin del mundo. Y con todo y que se ha reunido con hispanos para procurar un acercamiento con ellos y conquistar su voto, planteando revisar el tema migratorio, que no en cambio de su plan (según ha dicho), pues continúa firme en sacar de Estados Unidos a los “malos”, solo permitiendo el ingreso a suelo gringo de extranjeros documentados.

¿DEPORTAR?

Donald Trump parece demagogo. ¿Cómo piensa deportar a 11 millones de inmigrantes? Y los trumpistas, ¿de dónde sacan que los mexicanos quitan el trabajo a los estadounidenses? ¡Por Dios!

Esta escribiente vivió algún tiempo en Estados Unidos, no de indocumentada, sino de manera legal, y pudimos observar que el trabajo rudo no es realizado por estadounidenses, de esos güeros y rubios, sino por latinos, incluidos los mexicanos, a quienes pagan realmente poco y los hacen trabajar de sol a sol.

Si hay deportación, ¿quién hará ese trabajo?

Qué no vengan los gringos a darse baños de pureza y se crean la reencarnación de la madre Teresa de Calcuta, porque en las calles de Estados Unidos hay personas sin oficio ni beneficio consumiendo quien sabe qué cosas.

Ahora, ¿qué pasaría con las familias donde los padres, o el padre o la madre son de origen mexicano y los hijos nacieron en Estados Unidos? ¿Los deportará dejándolos sin padres?

TAREA PARA LOS POLÍTICOS MEXICANOS

Si México fuese un país próspero, con finanzas sanas, fuentes de empleo y exportador de

petróleo refinado, los mexicanos no tendrían por qué emigrar a Estados Unidos. Se van en búsqueda de trabajo para ganar dólares y mejorar sus condiciones de vida y las de sus familias.

En México los gobiernos se han dedicado a paliar la pobreza con programas sociales que solamente están generando más pobreza, porque la gente no produce y nada más está esperando recibir los apoyos gubernamentales.

El mayor empleador en México es el gobierno. Por eso existe una burocracia obesa. Y nunca se procura generar fuentes de empleo.

Pero eso sí, campaña tras campaña electoral, los candidatos a la Presidencia de México, al Senado de la República, a diputados federales, a gobernadores, a diputados locales y a concejales, no se cansan de prometer crear “más empleos y mejor remunerados”.

Caray, ellos no crean los empleos, sino los crean los empresarios y los comerciantes, entonces ¿por qué prometen hasta mejores pagos? ¡Demagogia! ¡Engaño al pueblo!

Lo que deben hacer es impulsar la creación de empresas y de comercios, dar facilidades a los emprendedores. Sin embargo, les ponen trabas fiscales y laborales, y desde el momento mismo del registro en Hacienda les están cobrando impuestos sin concederles tiempo de gracia para su recuperación económica.

Y todavía los ahorcan con infinidad de contribuciones. Claro, no a todos; se salvan de todo los políticos-empresarios.

OAXACA

Nuestra entidad es una de las expulsoras de mano de obra a Estados Unidos. A ver qué política implementará el próximo gobernador, Alejandro Ismael Murat Hinojosa. Porque gane Trump o gane Hillary, es hora de impulsar la creación de fuentes de empleo y frenar la emigración.

Correo: [email protected]

 

.Share on FacebookTweet about this on Twitter

EN LAS REDES