Oaxaca de Juárez, Oax. | |

“Violencia en México no afecta solo a la Iglesia, descomposición es general”

..

Más de Ciudad

“Violencia en México no afecta solo a la Iglesia, descomposición es general” (Especial)

.Share on FacebookTweet about this on Twitter

El sacerdote lamentó el asesinato del cura José Alfredo López Guillén, secuestrado el pasado 22 de septiembre en una iglesia de Puruándiro, Michoacán

Hiram Sánchez

“Yo creo que no solamente a miembros de la Iglesia, sino a cualquier persona que se le prive de la vida, es un signo de que hay una descomposición en nuestra sociedad, de que estamos perdiendo el valor y el respeto por la vida humana, entonces no nos preocupa solo por ser sacerdotes, sino porque son personas que han sido privadas de la vida de una manera violenta”, aseguró el obispo auxiliar de la Arquidiócesis de Antequera Gonzalo Alonso Calzada Guerrero, luego del secuestro del sacerdote José Alfredo López Guillén, de Puruándiro, Michoacán, el pasado 22 de septiembre.

En la conferencia dominical el obispo auxiliar dijo que el secuestro de este sacerdote es el claro ejemplo de la descomposición social que vive el país en los diferentes sectores, “en donde nadie está expuesto a ser secuestrado o que sea víctima de algún delito”.

“Yo creo que no hay temor, lo que queremos es vivir con nuestro pueblo y el pueblo está viviendo situaciones de violencia grave, entonces no podemos nosotros meternos en una burbuja que no nos afecte, estamos con nuestro pueblo y vivimos lo que nuestro pueblo está viviendo”.

Ante la ausencia del arzobispo José Luis Chávez Botello aseguró que en este año en Oaxaca no se han presentado casos de secuestro o asesinato contra algún cura, el único caso que se tiene antecedente fue en el año 2010, cuando el sacerdote Carlos Salvador Wotto de 80 años de edad fue asesinado a puñaladas al interior del templo de Nuestra Señora de Las Nieves.

El sacerdote fue encontrado muerto con varias puñaladas en distintas partes del cuerpo, así como atado de pies y manos en el interior de las oficinas del templo.

Sin embargo el obispo auxiliar negó que en Oaxaca haya riesgos para los clérigos, por tal motivo negó que la Iglesia en la entidad vaya a solicitar protección especial a los sacerdotes.

“Yo creo que en algunos lugares se han tomado medidas como poner cámaras en los templos, aunque creo que tenemos que seguir viviendo nuestro servicio como lo hemos hecho hasta ahora, y mejorando, porque no es poniendo rejas o más cámaras como la violencia se va a acabar, creo que más bien es un llamado a todos, autoridades, ciudadanos para que todos participemos”.

El secuestro del sacerdote José Alfredo López Guillén se registró tres días después de que las autoridades ubicaron los cuerpos de dos sacerdotes asesinados en Poza Rica, Veracruz. Los sacerdotes asesinados fueron identificados como Alejo Nabor Jiménez Juárez y José Alfredo Juárez de la Cruz.

Un día después del secuestro el automóvil del sacerdote López fue hallado volcado en una carretera del municipio de Quiroga, en Michoacán.

El Centro Católico Multimedial tiene el registro de 28 sacerdotes asesinados en México desde el año 2006.

.Share on FacebookTweet about this on Twitter

EN LAS REDES